Tasación de obras de arte


Tasación de obras de arte

Indispensable para conocer el valor monetario de determinados bienes. La tasación de obras de arte es una práctica mediante la cual se mide, después de una detallada evaluación, el coste de una antigüedad o pieza de colección privada o pública.

A través de reconocidas técnicas y herramientas, los gemólogos, y técnicos especializados, pueden reconocer el autor. También pueden determinar su valía, las técnicas empleadas y su precio en el mercado, además de su sentido de unicidad.

  • Las tasaciones de arte se hacen necesarias en el caso que se desee:
  • Subastar
  • Deducir de impuestos
  • Donar
  • Venderla
  •  Cuando la pieza figure como un bien a repartir dentro de un documento de herencia.

¿Cómo tasar obras de arte y cuánto cobra un tasador?

Se debe señalar que tasar una obra de arte es un proceso complejo, que sirve para conocer cuál es el valor económico de cuadros, antigüedades, esculturas o cualquier objeto artístico. Esta valoración es llevada a cabo por un perito especializado en arte, quien analizará la obra con detenimiento y validará su autenticidad.

En este sentido, el experto debe poseer amplios conocimientos en historia del arte, cultura, entre otros. Todo ello, para poder emitir una opinión válida respecto a la técnica usada en la elaboración del mismo, determinar su época, la temática usada por el artista.

En relación a los honorarios del tasador, estos se basarán en diversos factores, como el nivel de experticia a realizar, la investigación, el valor de la obra en el mercado, etc. Adicionalmente, el experto incluye dentro de sus honorarios todos los gastos realizados en el análisis técnico y científico de la obra.

Depende mucho del volumen y tipo de obras de arte, lo mejor es que nos pida un presupuesto, ya que dar una cifra general puede no llegar ni a ser orientativa.

Tasación de Obras de Arte

La tasación de obras de arte es un recurso indispensable para conocer el valor monetario de determinados bienes, pues es una práctica que consiste en evaluar de forma minuciosa las antigüedades y piezas de arte, con la finalidad de establecer su coste de forma oficial.

Por tal motivo, cada bien requerirá un tratamiento específico que viene determinado por su tipología, puesto que difieren en gran medida el análisis de un mueble o sillón que el aplicado a una fotografía, cuadro o dibujo.

En múltiples ocasiones la tasación de una obra de arte se inicia con una revisión inicial, para luego adentrarse en el estudio más profundo.


 

Deja un comentario