¿Qué es el Registro de la Propiedad?


El Registro de la Propiedad es un registro público de carácter oficial en el que se inscriben para conocimiento general los derechos de propiedad privada sobre los bienes inmuebles, así como todos los demás derechos reales que recaigan.

El Registro de la Propiedad es un organismo público dependiente del Ministerio de Justicia y gestionado por los Registradores de la Propiedad, que son funcionarios públicos a todos los efectos legales.

La principal función del Registro de la Propiedad es dar información fiable a los ciudadanos, que pueden confiar en lo que hay inscrito a la hora de realizar contratos que impliquen disposición sobre los bienes inscritos.

El Registro de la Propiedad es público para quienes tengan interés conocido en averiguar el estado de los bienes inmuebles o derechos reales inscritos. Esto permite a una persona, que por ejemplo vaya a adquirir un inmueble, consultar en el Registro de la Propiedad si ese inmueble figura a nombre de quien se lo va a vender, si existe algún derecho que lo grave (arrendamientos, hipotecas, etc.).

La publicidad del Registro de la Propiedad se realiza mediante nota simple informativa creada por el Registrador, quien deberá asegurarse de la identidad e interés legítimo del solicitante.

De esta forma, un comprador que quiera adquirir una finca o bien inmueble no tendrá más que comprobar en el Registro de la Propiedad su estado para asegurarse de que el vendedor es el verdadero propietario, y que el bien es libre de cargas que puedan reducir el valor de la propiedad.

Al inscribir un inmueble en el Registro de la Propiedad se adquieren el dominio y demás derechos reales con seguridad suficiente evitando reivindicaciones.

La función básica del Registro de la Propiedad no es publicar actos y contratos sino crear titularidades inatacables en virtud de un acto de poder público.

El Registro de la Propiedad sirve para inscribir los bienes inmuebles y todas sus características, titularidades y derechos de propiedad que recaigan sobre los mismos, así como todas las cargas y demás derechos reales que tengan para que las mismas tengan plena validez.

El Registro de la Propiedad hace pública la información inscrita en el sobre cualquier bien inmueble o finca a través de notas simples y certificados para así poder conocer el estado legal de cualquier inmueble situado en territorio español.

El objeto del Registro de la Propiedad es la inscripción de los bienes inmuebles y de todos los actos, contratos y resoluciones judiciales o administrativas que afecten a la propiedad y a otros derechos que recaigan sobre dichos bienes inmuebles inscritos.

El Registro de la Propiedad es un organismo público para que cualquier persona que tenga interés conocido y legítimo en averiguar y saber el estado de los bienes inmuebles o derechos reales inscritos que recaigan sobre los mismos, pueda hacerlo obteniendo los correspondientes documentos. Así a la hora de adquirir un inmueble, se debe consultar el Registro de la Propiedad para saber si ese inmueble figura a nombre de quien lo va a vender, y si existe algún derecho que lo grave (arrendamientos, hipotecas, etc.).

La publicidad y tramitación de la información inscrita en el Registro de la Propiedad sobre cualquier inmueble se realiza a través de la nota simple informativa o de la certificación o certificado de bien inmueble, ambos expedidos por el correspondiente Registrador titular del Registro de la Propiedad.


Trámites con el Registro de la Propiedad

Trámites que puede realizar online con el Registro de la Propiedad:

Nota Simple de Inmueble

Informe de Propiedades

Certificado de Inmueble


Direcciones y teléfonos


registro de la propiedad


 

Deja un comentario